Alejandro Ferri

enero 9, 2010

Complacer a las empresas o la confianza de los ciudadanos

En el capítulo “Para quien trabajan los periodistas” del libro “los elementos del periodismo” de Bill Kovach y Tom Rosenstiel se habla de que los ciudadanos han perdido confianza en la prensa, porque los periodistas trabajan para empresas y se dedican más a los asuntos de estas que a los periodísticos. Respecto a asuntos periodísticos hablamos de la búsqueda de la verdad y a ser leal a estos ciudadanos.

La credibilidad de los medios se gana por medio de los periodistas que trabajan para esa empresa, y por ello la dedicación de los periodistas debía ser superior a los asuntos periodísticos.

Mediante el termino “independencia del periodismo” se deja claro que el periodista debe mayor lealtad al lector que a la empresa, ya que cumple una función social. Por ello, los grandes diario se desvinculan de los intereses políticos y económicos, pero ¿significa la independencia del medio sea igual a la veracidad? El medio es el que publica la información, pero quien paga al periodista es el propio medio, y como se puede leer en el primer capítulo del libro, muchos medios pertenecen a otras empresas con otros intereses. El periodista puede ser obligado a hablar bien de todo aquello que tenga que ver con la corporación.

Los periodistas han cruzado la línea del nihilismo periodístico, ya no creen en nada. Importaba más los motivos de las personas que las acciones de estas. Esto suponía que el periodista y el ciudadano se distanciasen. Esto suponía que los ciudadanos se distanciasen del medio, lo que conllevaba a un distanciamiento de los periodistas con sus directores de los periódicos, quienes buscaban seguir obteniendo beneficios en lugar de mejorar la calidad periodística. Fue entonces cuando empezó el movimiento del periodismo ciudadano, pero sin el éxito del que goza en la actualidad. Además, los periódicos han entrado en la dinámica de la gestión por objetivos. Esto último junto a que el periodista trabaja según el resultado económico del medio para el que trabaja modifica la actitud del periodista: primero la empresa y luego los lectores. Los periodistas han dejado de creer en su profesión a favor de las nóminas que les dan de comer.

En este capítulo también se menciona que los clientes de los periódicos son los anunciantes y no los ciudadanos, con estos últimos se establecen relaciones.

También señalan en este capítulo cinco principios básicos que los que trabajan en el sector informativo del periodismo deben respetar:

  1. El compromiso con el ciudadano.
  2. Poner al ciudadano en primer lugar.
  3. Establecer y declarar conceptos básicos.
  4. Los periodistas son quienes deciden sobre las noticias.
  5. Comunicar al lector criterios claros. Es decir, como funciona un medio de comunicación.

Muchos periodistas no siguen los principios para que el periodismo pueda funcionar: verdad y lealtad con los ciudadanos. Muchos periodistas trabajan únicamente para poder comer, pocos son los que se piensan representantes del pueblo. Por ello los ciudadanos no creen en el periodismo. Las empresas son quienes han de conseguir desligarse de los intereses económicos y así el periodista conseguirá volver a creer en su profesión y podrá recobrar la confianza de los ciudadanos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: