Alejandro Ferri

enero 9, 2010

Matar a S-H-E-A-R-E-R

En el capítulo VII del libro comentado las últimas entradas, se da otro principio del periodismo, que es que tiene proporcionar un foro público para la crítica y el comentario, es decir, crear opinión pública.

Añadir a una noticia análisis y sugerencias, mediante editoriales, artículos de opinión o columnas es una manera de crear debate. En la actualidad podemos comprobar que los periódicos están repletos de columnas de opinión, de cartas de los lectores, y demás artículos relacionados, y pocas son las noticias que escapan al debate. Todo esto en su conjunto lleva a la creación de democracia y como dice James Madison, compromiso.

El problema reside cuando los participantes del foro saltan la verdad para dar su propia opinión, cambiar el relato de los hechos y demás, ahí se está creando polémica. Así es como se narra al principio del capítulo, en el que por un comentario inadecuado de una persona corrió peligro la vida de otra. Se pudo oír una versión, pero a la segunda parte no se le dio oportunidad de pronunciarse.

A su vez el foro debe ofrecer un espacio a todos los grupos de la comunidad y no solo a los más “famosos”. Esto se ha llegado a conseguir plenamente con las nuevas tecnologías. Todos los ciudadanos pueden participar, por lo que ahora sí se puede decir que constituye un servicio ciudadano, antes que en la prensa no pasaba, ya que solo tenían la capacidad de opinar unos pocos.  

Las nuevas tecnologías han dado más vigor a ese foro, y gracias al 2.0 tan rápido como se cuelga una noticia el usuario que la lea puede aportar su opinión o comentario al instante. El peligro de todo esto es que la información se está tergiversando en lugar de verificarse y siempre hay alguien creador de polémica.

En televisión, sin embargo, los debates se tornan en una batalla campal de gritos. El periodista simplemente observa pero no impone.

Por eso, los periodistas deben ser mediadores entre las distintas comunidades de opinión. El periodista debe escuchar a los ciudadanos y hablar con ellos. Y el periodista sobretodo, debe mantener la verdad y tratar de evitar la polémica con aquellos que tan solo pretenden tergiversar la información.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: